Tossa de Mar-LLoret (Roca Muladera)

 

Localización: Tossa de Mar-LLoret

Tipo de Salida: Embarcación

Profundidad:  0-24 metros

Dificultad: Todos los niveles

 

na bosca

 

Roca Muladera es una de las más emblemáticas inmersiones de la Costa Brava. La roca del Moro, como la conocen los pescadores, comienza justo en la cota 0 la Roca de Levante, y a -3 la Roca de Garbí. Roca Muladera es una formación de dos islotes conocidos como la Muladera Gran y la Muladera Petita. En sus fondos encontramos sucesivamente una representación de la flora y fauna de una comunidad rocosa, de una pradera de posidonia y a mayor profundidad, una comunidad precoraligena.

El descenso se realiza por el cabo del ancla hasta llegar a un fondo rocoso, a una profundidad de 14 metros, una vez en el fondo se parte hacia la pared de la roca donde debe buscarse el cañon que atraviesa en 2 la roca muladera y que se encuentra perpendicular a la costa siguiendo el fondo de la roca. Este cañon tiene unos 50 metros de largo.

Este gran cañon es lo más característico de la roca Muladera: su entrada se encuentra a una profundidad de unos 12 m y salida a unos 18 m. Al atravesar el canal pueden admirarse sus paredes verticales. después se continúa en línea recta, siguiendo una formación rocosa que se encuentra rodeada por una extensa pradera de posidonia, al igual que toda la Muladera. Si se observa con atención, entre la posidonia aparecen ejemplares de nacras, que posarán para los amantes de la fotografía submarina.

Al salir del cañón nos dirigimos a la izquierda para encontrarnos con una zona en forma de herradura que nos presenta un seguido de bloques de piedra aislados en medio de un arenal. Toda la zona se encuentra cercana a los 20 metros de profundidad, llena de laga Halimeda Tuna, donde podemos ver el nudibránqueo Thuridilla Hopei o el gigante Hypselodoris picta. Al penetrar en la comunidad más profunda de la Muladera se contempla un ambiente rocoso, donde destaca el precoralígeno con infinitos recovecos y oquedades que sirven de refugio a especies de ambientes pedrogosos, tales como meros, congrios, morenas, escórporas, brótolas, doradas y otros esparídos; con mucha suerte, también puede verse algún rape, espetones, servias, e icluso atunes. Asimismo, en las barras de precoralígeno abundan los invertebrados como los pulpos, las sepias, los nudibranquios y algunas langostas, cuya muda no es infrecuente encontrar en el canal.

En la parada de seguridad, junto a las paredes del cañón, encontramos un gran número de nudibránquios y de pulpos para finalizar la inmersión.